Ir al contenido

Ir a la página principal

InicioNoticiasSesión 1: El valor económico y social de los datos abiertos

Sesión 1: El valor económico y social de los datos abiertos

El 26 de junio se desarrolló la sesión “El valor económico y social de los datos abiertos” de la Conferencia Regional de Datos Abiertos para América Latina y el Caribe.

La sesión estuvo moderada por Amparo Ballivian, Banco Mundial; y participaron Andrew Stott, Transparency Board, Cabinete Office, UK; y José Manuel Alonso, Web Foundation.

Andrew Stott se refirió al modelo económico de los datos abiertos “El gobierno recolecta los datos porque esto le da valor al mismo y ese valor debe ser mayor o igual al costo. Un estudio de Deloitte demostró que cuando los datos se disponibilizan se usan para el crecimiento económico, para mejorar los servicios públicos y para las rendiciones de cuentas”.

Respecto a la importancia de los datos abiertos en la economía dijo “la idea es que las personas puedan hacer cosas innovadoras con los datos del gobierno. Los datos son el nuevo oro, el petróleo que tiene más valor y más poder en la economía global”.
Agregó además que: “se están usando los datos para múltiples cometidos como planificar logísticas de negocios, solucionar problemas en el tránsito o para generar nuevos negocios.

Andrew se refirió también a la utilización de datos abiertos en Inglaterra: “una de las cosas que motivan los datos abiertos en mi país es que los políticos centrales quieren darle el poder a los ciudadanos para mejorar los servicios”.

Para finalizar sentenció: “Los datos tienen que centrarse en las cosas que a la gente le interesa, hay que liberar la información que la gente quiere ver. Hay que crear el ecosistema de datos abiertos y hay que crear aplicaciones sostenibles.

José María Alonso por su parte se refirió a los Datos Abiertos como un “movimiento joven” y agregó: “tenemos cada vez más pistas sobre el lugar donde nos movemos, pero tenemos que afinar respecto a las cosas que son importantes para la sociedad. Cuanto antes empiece el diálogo entre los que disponibilizan los datos y quienes los demandan, mejor”.

Alonso expresó además: “Open data es un tema absolutamente político pero también se expande a otras áreas que no tienen que ver con el mundo gubernamental sino con las corporaciones. Estas empresas tienen datos que podrían ser publicados como Datos Abiertos”.