Ir al contenido

Ir a la página principal

InicioDatos Abiertos¿Cuáles son las posibles limitaciones y puntos críticos de los datos abiertos gubernamentales?

Limitaciones y puntos críticos de los datos abiertos gubernamentales

No obstante los fáciles -y comprensibles- entusiasmos que los datos abiertos pueden generar, el tema se presenta aún como controvertido.

El acceso a datos desde los cuales se puedan sacar informaciones y agregar valor a las mismas a través de la conexión y fusión entre datos de diferentes fuentes representa sin duda un elemento crucial, tanto importante cuanto sensible y delicado, que lleva con sigo muchas potencialidades, pero también puntos críticos y zonas grises de implicaciones todavía no adecuadamente investigadas.
 
Por eso, sería un error decir que esta nueva transparencia es la solución a todos los males; por el contrario, puede convertirse en un verdadero problema si no va acompañada de su correspondiente contextualización. La apertura de datos públicos sin dotar a los mismos de contexto es un arma de doble filo que puede encerrar grandes problemas: ¿De qué vale conocer cifras puras sin saber otros detalles que dan sentido a esas cifras? ¿De qué vale conocer cifras si éstas son parciales? (CEPAL, 2012).
 
Grupos de interés: según una definición ampliamente compartida, los datos abiertos gubernamentales deben incluyen todos los datos del sector público no-personales y que no presentan problemas de seguridad nacional. Sin embargo, existen datos sensibles y diferentes grupos de interés que influirán en su apertura total o parcial. El tema entonces es: datos abiertos para todos? o limitar el acceso de ciertos datos sólo para algunos usuarios? Y que implicaciones tiene la apertura de datos respecto a la distribución del poder entre los grupos de interés que existen en la sociedad?
 
Marco normativo y jurídico: El tema de los datos abiertos está estrictamente relacionado con la existencia de una ley de acceso a la información. Esto no se relaciona sólo con un tema de propiedad de la información contenida en los datos (¿De quién es la información reunida por el sector publico?), sino también con el derecho a usar los datos (ya que tenemos acceso a los datos, ¿Quién está autorizado a procesarlos? ¿Cómo? ¿Con qué limitaciones? ¿Quién lo controla?). El contexto jurídico en muchos países está todavía por definir.
 
“Meaningful use”: El uso de datos abiertos y sus aplicaciones requiere capacidades que no todos los ciudadanos quizás tengan, así que los beneficios serían limitados solo para aquella parte de población “capacitada”. Esto genera otra brecha entre usuarios y non-usuarios de una nueva tecnología? Los beneficios sociales generados a los usuarios son tales da justificar los costos económicos y sociales del fomento de la apertura de datos gubernamentales?
 
Asimetría informativa: Si sólo el gobierno es obligado a publicar sus datos, esto puede generar o aumentar la asimetría informativa respecto a otros actores, como las grandes empresas (que no tienen que compartir sus datos con nadie). Esto puede llevar a un empoderamiento excesivo del sector privado y a un reposicionamiento de los actores predominantes en cada sector.
 
Externalidades negativas y “efectos perversos”: La apertura de datos puede tener efectos “perversos” (negativos y no esperados)? como por ejemplo la distorsivos en la estructura de algunos sectores económicos? Por ejemplo, la apertura de datos sobre la calidad ambiental o sobre los servicios básicos en diferentes áreas puede afectar negativamente el valor de las propiedades; así mismo, datos de contaminación o de riesgo geológico pueden afectar las tarifas de los seguros.
 
Impacto económico: Todavía no se ha definido a través de experiencias el impacto económico del uso de datos abiertos. Más allá del desarrollo de aplicaciones y del ahorro de recursos para el sector público, no existe evidencia clara de que implicarán un impacto significativo a nivel de creación de negocios, de empleo y de aumento de la productividad en algunos sectores.
 

¿Que implican los datos abiertos gubernamentales en la práctica?

 
Existe mucha información publicable que generará muchas y variadas aplicaciones y nuevos servicios, contribuyendo de esta manera a una extensión sorprendente de la administración pública: mapas, previsiones meteorológicas, datos públicos de empresas e instituciones, el horario del transporte urbano o información sobre calidad del aire, son ejemplos diarios en los que cualquier ciudadano está, probablemente, haciendo uso de conjuntos de datos abiertos.
 
Algunos ejemplos de uso de datos gubernamentales en práctica (más ejemplos en www.od4d.org/casospracticos):
 
  • Dar acceso en formato abierto a los presupuestos públicos permite comprender mejor y visualizar más claramente la asignación y distribución de los mismos.
  • Cruzando datos de varias fuentes con informaciones geográficas, se generan diferentes tipos de mapas, como los que permiten identificar en cuales áreas de una ciudad se perpetran más crímenes.
  • Aplicaciones para teléfonos móviles, basadas en la apertura de datos agrícolas, proporcionan a agricultores en tiempo real, los precios de venta de sus productos en el mercado, además de permitirles intercambiar información entre ellos a través de esta red. También es posible, por ejemplo, crear un aplicativo para teléfono móvil que muestre dónde están las escuelas públicas de una determinada área, cómo están distribuidas las vacantes y dónde hay mayor demanda por vacantes.
 

Fuentes y más información: